La relación entre la fertilidad, el zumo de granada y el té verde

El camino para tener un bebé puede llegar a ser complicado y lento. Hay muchos obstáculos que pueden obstruir este camino, por lo que muchas personas recurren a los tratamientos de FIV para poder superarlos. Para muchas personas, el deseo de quedarse embarazadas puede convertirse en algo desafiante, y harían cualquier cosa para conseguirlo. Leer sobre consejos de fertilidad puede convertirse en una obsesión, y existen muchos mitos sobre los tratamientos de FIV que pueden crear confusión o distracciones. Dos remedios caseros particularmente conocidos que afirman mejorar la fertilidad son el zumo de granada y el té verde. Sin embargo, aquí nos preguntamos: ¿Funcionan? ¿Y si funcionan, qué efecto tienen en tu bienestar general?

la fertilidad, el zumo de granada y el té verde

Zumo de granada para favorecer la fertilidad

Rico en antioxidantes, son muchos los que afirman que el zumo de granada puede beneficiar a la fertilidad femenina, dada su capacidad de aumentar el flujo sanguíneo al útero y favorecer el revestimiento uterino. Si bien un revestimiento uterino grueso es útil para la implantación, no hay pruebas clínicas que respalden el efecto del zumo de granada para conseguirlo.

Sin embargo, si en general te gusta el zumo de granada, ¡sigue tomándolo! Puede que no ayude al revestimiento uterino, pero si se toma con moderación, tiene otros muchos beneficios para la salud, desde propiedades antiinflamatorias hasta la reducción de la presión arterial.

Té verde y fertilidad

Todos hemos oído hablar alguna vez de lo beneficioso que es el té verde. Ya sea porque ayuda a llevar una dieta equilibrada, a reducir el colesterol o a mejorar el flujo sanguíneo. Parece ser una de las bebidas más populares para mantener una vida saludable. Pero, ¿cuál es exactamente la relación entre el té verde y la fertilidad?

Al igual que ocurre con el zumo de granada, no existen pruebas clínicas que respalden el uso del té verde para mejorar la fertilidad. No obstante, el té verde sigue teniendo un montón de propiedades e ingredientes naturales excelentes, así que, si te gusta esta bebida, no es necesario que la elimines por completo y puedes seguir haciéndole un bien a tu cuerpo. Sólo hay que tener cuidado de no beber demasiado, sobre todo por la noche, ya que contiene cafeína.

La salud en general es la clave

Aunque el té verde y el zumo de granada pueden tener poco efecto en la fertilidad, se ha demostrado que son ricos en propiedades beneficiosas y no hay razón para no disfrutar de una taza o un vaso como parte de una dieta equilibrada.

Lo mejor es seguir los consejos de tu médico o de tu especialista en fecundación in vitro y consultarle cualquier cambio importante en tu salud o en tu dieta. Tu bienestar físico y mental debe ser siempre lo primero y lo mejor que puedes hacer es estar relajada y cuidarte en todos los aspectos. Como comentó uno de nuestros pacientes en una entrevista reciente: «No te dejes consumir por los ‘consejos’ de la pseudociencia. En un momento dado, probamos todo lo que nos recomendaban los blogs: linaza, té verde, todo. Pero para nosotros era una presión añadida, al tratar de hacer todo lo «correcto». Curiosamente, en cuanto Emma renunció a todos los “consejos” que leía en los blogs y se relajó, ese fue el ciclo que funcionó. Tu estado de ánimo es muy importante: si estás contenta y relajada, el cuerpo puede conseguir más fácilmente el objetivo de quedarte embarazada».

Siempre nos complace conversar con vosotras/os sobre cualquier pregunta que tengáis sobre la fertilidad. Recuerda que siempre puedes contactar con nuestros asesores de atención al paciente, quienes estarán encantados de explicarte nuestros programas y resolver todas tus dudas.

¿Listos para empezar?

Llama a Access Fertility para una consulta gratuita y sin compromiso en la que analizaremos tus opciones.